Congreso peruano impuso la Medalla de Honor a Mons. Demetrio Molloy

El Congreso de la República del Perú otorgó la Medalla de Honor, en el grado de Caballero, a Mons. Demetrio Molloy, obispo emérito de Huancavelica, en reconocimiento a su valiosa contribución apostólica, educativa y asistencial a favor de los más pobres de la región de Huancavelica y del Perú.

La premiación se desarrolló el miércoles 10, en las instalaciones de la clínica Tezza, en Lima, en la que Mons. Demetrio Molloy se encuentra internado a causa de su delicado estado de salud.

El acto protocolar estuvo a cargo del congresista Wuilliam Monterola Abregu quien asistió en representación del titular del Congreso. Estuvo presente también el cardenal, Juan Luis Cipriani, y sacerdotes que reconocieron su valiosa contribución apostólica, educativa y asistencial a favor de los más pobres.

El parlamentario de Huancavelica resaltó la iniciativa del Poder Legislativo de reconocer a Mons. Demetrio Molloy al recordar todo el trabajo que ha desarrollado a lo largo de los años en la sierra central del Perú.

El congresista por Huancavelica, Wuilliam Monterola, hace entrega de la Medalla de Honor, en presencia del Cardenal Juan Luis Cipriani.

“Vale este reconocimiento del Congreso porque es un hombre que ha aportado al desarrollo del pueblo huancavelicano. Esto es una forma de reivindicar nuestra fe y nuestro trabajo a aquel hombre que ha trabajado incansablemente desde la Diócesis de Huancavelica por más de 30 años e impartir la fe, la esperanza, el amor y la unión entre todos”, anotó.

Asimismo, expresó el agradecimiento a la labor de Molloy Mc Dermott, quien realizó varias obras y acciones a favor de Huancavelica. Mons. Molloy construyó el asilo de ancianos "Santa Teresa Jornet", el centro de promoción de la mujer "Carmen Escrivá", comedores populares, más de 16 iglesias, así como los seminarios menor y mayor de la ciudad, Sacó adelante el Instituto Superior Pedagógico Santa Rosa. Propulsó la restauración de iglesias coloniales de la zona entre otras muchas actividades de rescate del patrimonio cultural de Huancavelica.

Mons. Demetrio Molloy inició el seminario diocesano 'Nuestra Señora de la Evangelización'.

Mons. Molloy fue un gran impulsor de la cultura quechua. Realizó la edición de la Biblia Quechua-Castellano así como la edición del catecismo Quechua-Castellano y la edición Quechua del Misal Romano. Habla el quechua como segunda lengua antes que el castellano.

Impulsó la creación de escuelas de música bajo el método Suzuki que ha tenido un gran impacto social con la juventud huancavelicana. Realizó una importante labor de recopilación de cantos religiosos de esa región de los Andes.

"Amor con amor se paga" fue su lema episcopal.

Por su parte, el cardenal Juan Luis Cipriani manifestó que la mejor medalla es haber servido a Dios con mucha sencillez y trabajo.

“Es uno de los hombres que más quechua sabe en todo el Perú. Se ha ganado un enorme respeto de todas las comunidades y por eso hoy recibe el agradecimiento de todos ellos. Ha viajado por el mundo entero llevando su música y en su corazón a Huancavelica”, afirmó el Primado de la iglesia peruana.

Mons. William Dermott (Demetrio) Molloy McDermott nació en Dublín (Irlanda) el 10 de mayo de 1930. Fue ordenado sacerdote el 5 de junio de 1.955 para la Diócesis de Birmingham (Alabama. USA). En 1.963 vino al Perú como sacerdote de la Sociedad Misionera de Santiago Apóstol, y permaneció en la diócesis de Abancay durante trece años, como párroco de Huancarama.

Mons. Molloy muestra una de sus diversas publicaciones en quechua y castellano.

El 19 de mayo de 1976 fue designado obispo auxiliar de la Diócesis de Huancavelica (obispo titular de Tuco de Mauritania), siendo consagrado obispo el 4 de julio del mismo año, por Mons. Enrique Pélach y Feliú, Mons. Alcides Mendoza Castro y Mons. Florencio Coronado Romaní. El 14 de enero de 1982 fue designado obispo de Huancavelica. El 19 de enero de 2005 sufrió tres infartos cerebrales, que le obligaron en la práctica a retirarse. Desde ese momento permanece en la casa de reposo “Josefina Vannini”, de la clínica Tezza. Mons. Molloy pertenece a la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz.